Nicaragua se trasforma

El gobierno sandinista, en tan solo cuatro años, mejora las condiciones de vida de los más desfavorecidos

Guillermo Nova | La República | La Habana

Las políticas económicas y sociales del gobierno nicaragüense de Daniel Ortega, en los últimos cuatro años, lograron trasformar la grave situación económica y social dejada en el país después de 16 años de gobiernos neoliberales.

Desde 2007, año en el que volvieron los sandinistas al poder, se produjo una fuerte expansión de las exportaciones, la inversión y la producción, se crearon nuevos puestos de trabajo y se redujo la pobreza en el país.

Los datos macroeconómicos, durante el año 2010, indican que el Producto Interno Bruto (PIB) alcanzó un crecimiento del 25,3 por ciento respecto al año 2006, debido a la progresión de las exportaciones en 77 puntos y el aumento de la Inversión Extranjera Directa que duplicó las Reservas Internacionales Brutas.

Estos indicadores repercutieron en un incremento importante de la ocupación, 12 puntos porcentuales respecto a 2006 e igualmente aumentaron en más de 30 por ciento los trabajadores que cuentan con seguro, publicó el diario digital La Voz del Sandinismo.

Las políticas sociales implementadas por el gobierno sandinista permitieron que la población nicaragüense tenga mayor acceso a los servicios sociales que se prestan en materia de salud, educación, seguridad social y vivienda, restituyendo derechos perdidos durante el periodo de gobiernos neoliberales.

En 2010 se multiplicaron los servicios de salud, respecto a 2006, las consultas médicas son superiores en un 75,9 por ciento, al igual que las cirugías, que aumentaron un 76,7 por ciento y los exámenes de laboratorio crecieron 107,8 por ciento.

Desde la llegada al poder de Daniel Ortega en 2007 se redujeron algunos indicadores como son el analfabetismo, las muertes neonatales descendieron un 53 por ciento y las muertes maternas 15 por ciento, mejorando de esta manera las condiciones de vida de la población.

Entre el 2007 y 2010 a través de la seguridad social se amplió la atención a pacientes con cáncer, insuficiencia renal crónica y otras enfermedades de alto costo a asegurados, jubilados, inválidos y beneficiarios; así como la cobertura del programa en salud del adulto mayor y jornadas de cirugía de cataratas.

Uno de los grandes logros en este tiempo fue superar el analfabetismo, por segunda vez en la historia de Nicaragua. Clave para conseguirlo fue la gratuidad en la educación y dotar a los estudiantes de programas alimentarios, útiles escolares y mejorar la infraestructura educativa.

Otros aspectos abordados en la gestión, son los programas de vivienda con soluciones habitacionales, Casas para el Pueblo, la reparación y mejoramiento de casas; el Plan techo, con entregas de láminas de zinc, la titulación de propiedades tanto en el Pacífico como en la Costa Caribe, entre otros.

El Programa Usura Cero benefició con créditos a intereses justos a más de 90 mil mujeres cabezas de familia, mientras el Programa Productivo Alimentario (PPA) benefició a casi 60 mil familias en el período 2007-2010.

Todas estas medidas permitieron que Nicaragua presentara en 2010 la mayor tasa de crecimiento de PIB de Centroamérica y forman parte de una estrategia del gobierno de Ortega, para una mejor redistribución de los recursos y reducir la desigualdad y la pobreza, según fuentes del Ejecutivo nacional.

¿Te gusta? Compártelo: