Osvaldo Martínez: “No se puede salir de la crisis con las mismas políticas que nos llevaron a ella”

osvaldo

“Los paquetes gubernamentales de rescate se han utilizado para formar nuevas burbujas especulativas”

El prestigioso economista cubano es Presidente del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial y además preside la Comisión de Asuntos Económicos de la Asamblea Nacional de Cuba, en un receso del congreso Globalización 2010 nos atendió para hacer un pequeño repaso de la situación económica internacional.

Guillermo Nova | La República | La Habana

Desde Estados Unidos o la propia Europa se lanzan mensajes entusiastas de recuperación de la crisis internacional, ¿nos encontramos realmente en ese punto?

Pienso que no hay una recuperación que podamos considerarla como evidente, vigorosa, declarada, lo que hay son unos síntomas superficiales de recuperación que tienen que ver con cierta reanimación de las bolsas, cierto leve crecimiento del producto muy influido por estas, pero si nos fijamos en factores mas estructurales, más profundos y más determinantes en la economía mundial vamos a ver que eso realmente no se mueve todavía en un sentido positivo, en primer lugar el empleo que es un factor muy determinante y que se encuentra en una situación profundamente desfavorable, pero es que además algunos de los vicios que llevaron a la crisis actual especialmente la desenfrenada especulación financiera y la formación de burbujas continua estando presente, de la misma manera que la regulación de los mercados financieros no ha dejado de ser pura retórica.

Hay peligrosas burbujas en la economía de Estados Unidos con las tarjetas de crédito, con el sector inmobiliario ya no residencial sino el comercial y otras burbujas más novedosas aún que se han formado paradójicamente utilizando paquetes de rescate gubernamentales, colocando eso más en función de especular que realmente en salvar a la gente, así vemos que se forma una burbuja con el precio del oro y últimamente vemos como se ha formado una burbuja incluso con la deuda pública, el caso de Grecia es ilustrativo.

¿Grecia puede ser el primer país que avise al resto de países mediterráneos?

Lo que ha ocurrido en Grecia cuestiona elementos básicos de la propia integración y de la vida de la unión monetaria europea, porque no está limitado exclusivamente a Grecia hay peligro de que esto se repita en otros países incluida la propia España, porque forma parte de un cierto estilo de comportamiento de la economía que tiene mucho que ver con el contagio de esta especulación desenfrenada, de esta economía casino en la que se ha convertido la economía mundial en los últimos veinte años.

El epicentro de la crisis fue Estados Unidos en cambio la economía mundial se refugia en el dólar, ¡es decir van al mismo sitio que originó la crisis!

Es una paradoja pero explicable, porque aún siendo el epicentro de la crisis la economía norteamericana sigue siendo el centro de la economía mundial y el dólar sigue siendo el valor de referencia.

El surgimiento del euro ha sido visto como una alternativa al dólar, pero lamentablemente en estos momentos en medio de la situación de las economías europeas está cayendo y esto no es tanto un problema coyuntural sino sobre todo se está cuestionando la pertinencia de una unión monetaria que al mismo tiempo impide a países aislados devaluar su moneda para defenderse de la crisis.

¿Como se puede salir de la crisis con las mismas fórmulas que la originaron?

Yo me hago la misma pregunta que te haces tú porque es muy lógica, en el sector del ladrillo lo que se creó fue una inmensa especulación una burbuja financiera que explotó como lo hizo en Japón en 1990 y desinfló el milagro económico japonés de años anteriores, yo no veo como reincidiendo en el mismo tipo de políticas se puede salir de la crisis, si algo demuestra la crisis es que el sistema y estoy hablando del capitalismo global está mostrando graves límites históricos que no vienen solamente con una crisis financiera, también hay una crisis de la política neoliberal y hay otra entremezclada que es una crisis ambiental.

¿Te gusta? Compártelo:

La revolución negra

la-revolucion-negra-final-low-res

La República | La Habana

Lo que empezó siendo una rebelión de esclavos que luchaban por su libertad se transformó en una guerra por la independencia que derrotó al poderoso ejército de Napoleón Bonaparte, convirtiendo a Saint-Domingue en Haití naciendo la primera nación políticamente independiente de América Latina.

En 1776 Haití generaba más beneficios a Francia que las colonias norteamericanas a Inglaterra, recibía más barcos que el puerto de Marsella y era el mayor productor mundial de café, ron y algodón.

La colonia francesa formaba parte de un triángulo comercial, en las costas del Golfo de Guinea los europeos cambiaban mercancías manufacturadas por personas, luego vendían a los africanos en el Caribe y finalmente llevaban a Europa azúcar, la miseria esclavista fue motor del desarrollo industrial europeo, el subdesarrollo antillano ayudó a la acumulación de riquezas del capitalismo.

El libro La Revolución negra de la argentina María Isabel Grau, publicado por la editorial latinoamericana Ocean Sur, cuando poco se hablaba y menos sabíamos del país más pobre del continente, explica bien todo el proceso

Pasó el tiempo pero no las prácticas, en 1994 desde Washington y apadrinado por Bill Clinton, Aristide fue instalado en el gobierno pero no en el poder, como buen alumno siguió todas las enseñanzas, privatizó y el desempleo llegó a superar el setenta por ciento de la población, siguió las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional y la miseria se hizo más profunda.

Aplicando las políticas neoliberales unos pocos acumularon riquezas y los muchos terminaron por no tener nada, sin industria y destruida la agricultura, los haitianos sólo tenían como salida laboral el narcotráfico, como hábito la corrupción en el gobierno y como futuro la emigración.

Al caos que generaron las políticas de la escuela de Chicago hubo que ponerle disciplina, para ello las potencias extranjeras invadieron el país y con el paraguas de la ONU, una misión con un presupuesto de más de 500 millones de dólares anuales aseguró el desorden que garantizaba el sometimiento y la explotación de los haitianos.

Cuando sucedió el terremoto Cuba ya estaba allí, con un misión médica que en silencio trabajaba lejos de los focos de la televisión, cuando todos los países se marchen del país y la cobertura de los medio de comunicación termine, los médicos cubanos seguirán allí trabajando salvando vidas, porque como Martí con los pobres de la tierra quieren su suerte echar.

María Isabel Grau, La revolución negra, Ocean Sur, 2009.

¿Te gusta? Compártelo:

Hijo del exilio

elplural.com

A hombres como a ti no se les llora sino que se les imita

Estaba leyendo el fantástico libro «Cómo el Che burló a la CIA» de José Gómez Abad, publicado por RD Editores, con el apoyo del Comité Provincial del Partido Comunista en Sevilla, cuando me golpeó la noticia de su fallecimiento, el pasado 18 de Enero en La Habana a consecuencia del voraz cáncer que le aquejaba, pero contra el que luchó con fuerza y coraje hasta el último momento.

Licenciado en Historia y profesor de la Universidad de la Habana, su Alma Mater fue la Seguridad del Estado, donde lo aprendió todo y lo enseñó todo, trabajando en la Dirección General de Inteligencia del Minint cubano, durante treinta años hasta su jubilación, si es que uno se jubila de eso algún día. Siendo la tarea que más le marcó el entrenamiento y preparación del Che, Tania y los combatientes cubanos, bolivianos y peruanos para que pudieran llegar sanos y salvos a la Selva Ñacahuasú, burlando el cerco internacional que la CIA estableció contra ellos.

Pero él ante todo era un hijo del exilio, aprendió de él y del ejemplo de su padre, el español José Gómez Galloso, secretario general del Partido Comunista de Galicia, redactor de Mundo Obrero y guerrillero, que como el Ché fue hecho prisionero con una herida, torturado y ejecutado, sin que consiguiesen que delatase a ningún compañero.

Pero él continuó siendo un hijo del exilio, aprendió de él y del ejemplo de su madre, la valenciana Concha Abad, que trabajó sin descanso para que no se cometiese el crimen contra su esposo y otros combatientes españoles prisioneros del franquismo.

Su madre participó activamente en la lucha contra la dictadura batistiana y ya en Revolución, machetera en la zafra, miliciana en Girón, trabajadora voluntaria allí donde se necesitase, llegó a ser presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas en el Minrex, siendo enviada por Raul Roa a trabajar en la delegación cubana en Madrid en la agonía del franquismo.

Fueron comunistas consecuentes, no teóricos, de los que no tenían descanso en la práctica cotidiana, de los que predicaban con el ejemplo.

Hijo del exilio, siempre se consideró un revolucionario cubano y español y aprendió que había muchas formas de amor y que el del compañero y hermano de ideales es tan fuerte como el filial o el que desordena el corazón.

Este hijo del exilio al igual que sus padres son para todos nosotros referente obligado de actitud ante la vida, de todos aquellos que abandonaron la comodidad del hogar y fueron a buscar nuevos horizontes, donde poder hacer realidad sus inquietudes

¿Te gusta? Compártelo:

Madres paridas por sus hijos

rebelion.org

Ese pañuelo blanco en la cabeza, vistoso una vez caído el sol, que se utilizó por primera vez un siete de octubre de 1977 en Luján, sirvió para reconocerse entre ellas, pero sobre todo sirvió para reconocer una realidad que estaba silenciada, la de la desaparición de sus hijos revolucionarios, víctima de la dictadura militar en el país.

Ese pañal de gasa blanco, se convirtió en abrazo con lo más sagrado de sus vidas, sus hijos, a los que alguna vez con esta tela acunaron y protegieron, por los que pedían justicia, por los que entendieron que resistir y luchar era un sí a la dignidad, un sí a la vida.

Madres paridas por sus hijos, mujeres que se negaron a aceptar la amnesia oficial, luchadoras contra el silencio y la burla, en tiempos de una dictadura militar que se autodenominó Proceso de Reorganización Nacional.

En un país convertido por los generales en un cuartel y por los ministros en un negocio, los violadores de mujeres atadas, los verdugos de obreros desarmados, se rindieron sin disparar un sólo tiro a los ingleses en la guerra de las Malvinas.

Guerra patria que por un rato unió a los argentinos pisados con los argentinos que pateaban, causa justa en manos injustas, que envió al matadero a muchachos que ante el abandono, más sufrieron de frío que de fuego.

No les tembló el pulso para firmar la rendición, de una guerra declarada por unos militares que no estuvieron allí de ni visita, bastante ocupados estaban torturando en la Escuela de Mecánica de la Armada.

Madres que tienen como hijos a todos los que en el mundo sufren las injusticias y luchan contra ellas. Su pañuelo blanco símbolo de vida frente a la muerte, blanco transparente en una etapa oscura y negra, treinta años después, aunque no lo pensaron, su gesto de dignidad se ha hecho símbolo y perdura en el tiempo rompiendo fronteras.

¿Te gusta? Compártelo: